Foto tomada de internet

Ante la inminente problemática que vive Rusia y Ucrania, la Fuerza de Respuesta de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la cual es una alianza de defensa europea y norteamericana no agresiva creada para promover la paz y la estabilidad y salvaguardar la seguridad de sus miembros, se activó como medida defensiva en respuesta a la invasión del territorio ucraniano.

El comandante supremo aliado de la OTAN, el general Tod Wolters, expresó en medios internacionales que “este es un momento histórico y la primera vez que la Alianza ha empleado estas fuerzas de alta preparación  en una función de disuasión y defensa. Representan una fuerza creíble de combate flexible que se puede emplear de múltiples maneras y estamos utilizando plenamente su agilidad inherente”.

Esta medida de disuasión busca defender a los 1.000 millones de ciudadanos afectados con la invasión rusa, la cual está compuesta por fuerzas terrestres, aéreas, marítimas y de operaciones especiales de los aliados que pueden desplegarse  en apoyo de la alianza de la OTAN.

Esta activación de las tropas de respuesta, según publicaron medios internacionales, no significa que ninguna de ellas entrará en Ucrania, que no es miembro.

Actualmente la alianza cuenta con 30 miembros como Albania, Letonia, Francia, Dinamarca, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, , Lituania, Luxemburgo, Macedonia del Norte, Montenegro, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía y Turquía.

Abrir chat