Bogotá, 2 de agosto de 2022

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden anunciara este lunes que el líder de Al Qaeda, Ayman Al-Zawahiri fue abatido en un ataque con drone en Afganistán, los analistas afirman que si bien el grupo terrorista se ha adaptado a la pérdida de sus líderes y han surgido nuevas figuras en su lugar, actualmente el grupo está dividido y se enfrenta a una aguda crisis de sucesión.

Según medios internacionales, Al- Zawahiri proporcionaba la dirección ideológica de Al Qaeda, mientras que Bin Laden era la cara pública del grupo terrorista. Zawahiri fusionó su propio grupo militante egipcio con Al Qaeda en la década de 1990 y fue “el cerebro de los atentados contra los estadounidenses”, dijo el mandatario estadounidenseel lunes, incluido el ataque del año 2000 contra el USS Cole en Yemen, que mató a 17 marineros estadounidenses e hirió a decenas más, y los atentados contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, que causaron cientos de muertos y decenas de heridos.

Por ahora Saif al-Adel es el siguiente en la línea de sucesión del grupo terrorista, lo que ha llevado a sus afiliados a cuestionar su credibilidad en el pasado, además su ascenso podría suponer la sentencia de muerte.

De acuerdo a medios internacionales, Al Qaeda no ha llevado a cabo ningún ataque terrorista importante en Estados Unidos o Europa en los últimos años, después de los atentados que mataron a 52 personas en Londres en 2005.

 

Abrir chat