Bogotá, 16 de mayo de 2022

Los altos precios de los alimentos como el pan, aguacate, pimentón, tomate, la lechuga, las frutas, el aceite, el limón, las carnes y bebidas no alcohólicas, son algunos de los más afectados por una de las inflaciones más altas que vive Chile, debido a la inyección de liquidez excesiva a la economía el año pasado en este país.

De acuerdo a informes internacionales, estos precios seguirán en aumento en los próximos meses, sobre todo en  combustibles, alimentos y actividades como recreación y cultura.

Durante los primeros cuatro meses de 2022 la variación acumulada se posicionó en un 4,8%, y el alza inflacionaria en estos últimos 12 meses alcanzó un 10,5%. Lo anterior se trata del primer registro de dos dígitos en casi 30 años, específicamente desde agosto de 1994 cuando el número se ubicó en un 11,2 por ciento, afirmaron datos publicados por el Banco Central.

En las alzas el aceite vegetal tuvo un incremento de un 24,7% en un solo mes, acumulando un 40% en este 2022 y un 62% en los últimos 12 meses.

Además, los paquetes turísticos también se destacaron entre los productos con mayor incidencia positiva, aumentando un 14,9% en abril, A esto le sigue la gasolina, cuyo incremento mensual fue de un 3,3% mientras que hasta abril de 2022 tuvo una variación de 10,2% y 30,3% en los últimos 12 meses.

Este incremento en el IPC de abril en Chile se conoció un día después de que el Banco Central de este país aumentara la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 125 puntos bases para intentar contener la inflación en el país, llegando a un 8,25 por ciento.

Para los expertos del país el IPC de abril es algo que estaba fuera de todo pronóstico, y esto los obliga a creer que el Banco Central de Chile seguirá aumentando las tasas de interés en las próximas semanas para intentar frenar la crisis inflacionaria, afirmaron medios internacionales.

Abrir chat