• Home
  • Actualidad
  • La candelaria: CENTRO CULTURAL Y PATRIMONIO HISTÓRICO NACIONAL

Entre las 20 localidades de Bogotá, La Candelaria es la de menor extensión territorial con 183,89 hectáreas. Según el último censo del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en esta zona del centrooriente de la ciudad viven 22 mil personas que ocupan barrios tradicionales como Belén, Las Aguas, Santa Bárbara, La Concordia y Egipto. Su legado arquitectónico, de una in- mensa riqueza histórica, la hace uno de los lugares turísticos más visitados de Colombia.

Para Ángela María Quiroga Castro, la alcaldesa de la Localidad 17 de Bogotá, La Candelaria es el corazón de Colombia porque tiene una oferta cultural, histórica y patrimonial que solo hay en muy pocos lugares del país. Abogada de la Universidad Nacional y con maestría en Derecho, dice que administrar este conjunto de barrios del centro de la ciudad es emotivo porque con sus habitantes lleva a cabo un vigoroso proceso de reactivación bajo condiciones de inclusión y resiliencia que volverán a consolidar el sector como un gran distrito cultural, histórico y turístico.

Con un presupuesto anual cercano a los 12 mil millones de pesos, la alcaldesa está manejando la emergencia sanitaria y asumiendo la
recuperación de la economía local mediante una agenda audaz con la que ha puesto a funcionar sectores y actividades fuertemente golpeados por la parálisis que produjo la pandemia, “Ha sido difícil, pero hemos tenido un equipo maravilloso y una población receptiva que hace propuestas y que me ha permitido llevar a cabo una administración de puertas abiertas y de intercambio de saberes para lograr todo lo necesario en la proyección de esta localidad para el siglo XXI”.

Entre sus prioridades está darle impulso a una cadena turística local que compromete a residentes y comerciantes en un plan sostenible que proyectará al territorio como potencia cultural con el aprovechamiento, entre otros, del valioso patrimonio histórico, es decir, más de 400 bienes que tiene la Localidad. Para esto se avanza en una estrategia de seguridad con corredores en los que participa la población, las juntas de acción comunal, las  universidades, los hostales, el comercio y las autoridades distritales y del centro de la ciudad.

“Queremos que la ciudadanía quiera a La Candelaria, que se apropie de este sector donde hay vida, amor y cultura, pues aquí tenemos mucho de lo que es nuestra historia nacional”.

Con la progresiva apertura de restaurantes, en La Candelaria se está coordinando una oferta múltiple de servicios que tiene en cuenta manifestaciones culturales como el teatro, el cine y la música para que las personas disfruten de planes completos, aparte del consumo de otros bienes y servicios. Las obras de la localidad también están integradas a los propósitos de convertir a la localidad en un lugar acogedor para los visitantes nacionales y extranjeros. Ya se peatonalizó la Calle 10 desde la carrera segunda hasta la séptima y se están terminando los trabajos de la carrera cuarta que complementan la renovación de la malla vial en esta zona céntrica de la capital. En salud, se mantienen campañas de aplicación de los protocolos de bioseguridad, pruebas de diagnóstico del covid-19 y puntos de vacunación.

Ángela María Quiroga se refiere también a la situación de los migrantes que son atendidos de una forma incluyente con la garantía de un ingreso mínimo, mercados y servicios en lugares donde operan los llamados “pagadiario”. Para fin de año se ha preparado una variada agenda con recorridos por los barrios y áreas de ser vicios, ferias artesanales y de emprendedores, mercados campesinos y arte en todas sus expresiones. La alcaldesa reafirma su invitación a visitar la Localidad al señalar:

“Los invito a disfrutar las maravillas del centro histórico de Bogotá que tiene una oferta cultural, turística y gastronómica inigualable y los vamos a recibir con el calor de una comunidad que está pendiente de atenderlos”.

Abrir chat