Bogotá 19 de agosto de 2022

Luego de la victoria del líder del partido político del Pacto Histórico, Gustavo Petro, en las pasadas elecciones del 19 de junio con una votación del 50,44%, sobre su oponente el ingeniero Rodolfo Hernández que obtuvo un 47,3%, el nuevo gobierno que por primera vez en la historia de Colombia será liderado por un mandatario de izquierda, ha destacado que su programa de gobierno será hacer del país una potencia mundial de vida en la vigencia 2022-2026, donde se “concrete un nuevo contrato social para el buen vivir y el vivir sabroso con todas las diversidades de la nación para entrar por fin en una era de paz cuyo rostro sea una democracia multicolor, expresión de los mandatos ciudadanos, que haga realidad la igualdad, una economía productiva que genere riqueza basada en el trabajo y la protección de la casa común”.

¿Cuáles son los pilares del nuevo Programa de Gobierno?

Se ha enfocado principalmente en tres grandes partes como: El Cambio es con las mujeres, donde se logre transitar a una democracia profunda, permitiendo la representación real de la mitad de la población colombiana, donde las mujeres ocupen al menos el 50% de todos los cargos públicos en todos los niveles y las ramas del poder.

De igual forma, espera en el sistema educativo cerrar las brechas de género y fomentar capacidades de liderazgo de las mujeres a lo largo de todas las etapas de la vida, combatiendo los estereotipos que producen la desigualdad.Las mujeres tendrán prioridad para acceder a las políticas de empleo, vivienda, tierra, salud y educación.

Se disminuirá sustancialmente las 8 horas diarias que la mujer dedica al trabajo de cuidados no remunerados, que serán compensados por otros actores del sistema, frente a los 3 que dedican los hombres, para evitar las dobles jornadas de trabajo dentro y fuera del hogar.

Se desplegará un plan de choque para el desarrollo, la prevención y eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres, construyendo una cultura de igualdad y respeto a los derechos humanos.

Y se creará un Ministerio de la Igualdad, para articular todas las políticas para el empoderamiento integral de las mujeres, las diversidades de género y orientación sexual.

Como segundo pilar está la Economía para la vida”, donde plasma una visión de dos desafíos centrales: primero pasar de una economía extractivista a una economía productiva y de predominancia fósil a la economía descarbonizada, a través de tres grandes democratizaciones para lograrlo, como: los espacios rural, urbano y digital; las del crédito y el saber.

Realizar transformaciones de fondo para enfrentar la emergencia por cambio climático y la pérdida de biodiversidad, enfatizando en la democratización del uso de energías limpias para generar capacidades nacionales que permitan enfrentar los efectos del cambio climático y contribuir con ello a superar la crisis ambiental global, que pone en juego la vida y la supervivencia de la especie humana.

La vida estará por encima de los intereses económicos, el agua será el eje ordenador del territorio dándole toda la importancia ambiental que merecen los océanos, arrecifes, manglares, nevados, páramos, bosques, ríos y humedales.

Se reducirán los costos de los servicios públicos domiciliarios, se democratizará el acceso y uso del agua, restableciendo el acceso equitativo del mismo, incluyendo las nuevas iniciativas de reactivación productiva del campo bajo el esquema de gestión pública donde las cargas y beneficios no generarán segregación ni privilegios.

Se dará participación de la gente, el campesinado, los pueblos indígenas, afrodescendientes, negros, raizales, palenqueros, rrom y demás, para la actualización e implementación de sus instrumentos de planificación.

No habrá aspersiones aéreas con glifosato u otro tipo de sustancia que envenene nuestros campos.

Habrá generación y democratización del conocimiento ambiental, garantías para los defensores ambientales y se creará un fondo para la transición energética con recursos de las regalías y aquellos provenientes de la eliminación de los algunos beneficios tributarios al sector de los hidrocarburos, la minería de carbón y las hidroeléctricas.

Ecopetrol tendrá un rol protagonista en la transición, permanecerá como patrimonio de los colombianos para garantizar los combustibles que el país requiere por los próximos 15 años.

Se impulsará la sustitución de las plantas termoeléctricas por sistemas de almacenamiento o fuentes renovables y se fortalecerá el rol del estado en el despacho de energía eléctrica, con el fin de garantizar la confiabilidad y estabilidad del sistema eléctrico del país asociados a la variabilidad y el cambio climático.

Se impulsará una reforma al actual código de minas y un ajuste institucional en función de la transición energética y la nueva política pública minero-energética, con perspectiva ambiental y social Se ampliará el conocimiento geológico de Colombia.

Transitaremos a un modelo de economía circular basado en la producción y el consumo responsables, en el que se maximice la separación en la fuente, la reducción y re utilización de residuos que permitan el mayor aprovechamiento posible tanto del material orgánico como inorgánico, a pequeña y gran escala, en espacios lo más próximos a la generación, en un círculo virtuoso productividad, economía popular, trabajo y protección ambiental. Se avanzará en el cierre de los botaderos a cielo abierto en todo el país.

Y como tercer pilar, está la “Democracia Multicolor y Seguridad humana para la vida y la paz”, que busca derrocar el régimen de corrupción, garantizar los derechos por fuera del mercado y transitar en el marco de la constitución del 91 de la desigualdad a la justicia social y finalmente cumplir los acuerdos de paz.

Donde se buscará una reforma agraria y acuaria para lograr la transformación del campo en clave productiva y de justicia social y ambiental.

Se priorizará darle el título de la tierra a las mujeres rurales, sobre todo en aquellas subregiones estratégicas para hacer de Colombia una potencia agrícola, propondremos al propietario del latifundio improductivo activar la producción de sus terrenos, pagar los impuestos correspondientes, o en última instancia, venderlos al Estado para que este a su vez lo entregue a las comunidades rurales.

La tierra más fértil del país generará empleo para millones de familias desplazadas de sus tierras, cooperativas de productores agrarios y demás actores rurales. Se impulsará una política urbana que combata la segregación social y espacial, y se retomará la construcción de ciudades verdes, humanas, incluyentes y productivas.

Se pondrá en marcha un programa concertado con los gobiernos municipales y las organizaciones sociales y comunitarias para la legalización, el mejoramiento integral de barrios y viviendas, la adaptación al cambio climático y el reconocimiento legal de las edificaciones, para reconocer el esfuerzo que han hecho las familias en autogestionar la vivienda y para mejorar sus condiciones de calidad de vida y seguridad.

Además, se establecerá un plan de expansión de fibra óptica para llevar internet gratis y transformar el espacio digital a nivel nacional. En este punto, se le dará prioridad a las zonas rurales mediante redes comunitarias y el impulso a pequeños prestadores de servicios.

En el sector público como en el privado, el gobierno impulsará tecnologías como metaverso, blockchain, conectividad 5G, inteligencia artificial, machine learning, drones, realidad virtual, realidad aumentada, telesalud.

Y se llevará a cabo una reforma progresiva de las fuerzas armadas, la cual deberá orientarse en el bienestar y educación de sus integrantes, por ejemplo, asegurándoles educación superior y capacitaciones constantes en derechos humanos.

Al igual que se redimensionará a la Policía Nacional para recuperar, a nivel institucional y operativo, su carácter civil. Para esta reestructuración se deberá contar con una amplia participación ciudadana que recoja las opiniones con base en la experiencia y las propuestas.

Se llevará a cabo una reforma a la justicia que tenga los siguientes pilares: “la independencia judicial, la meritocracia, autonomía administrativa y presupuestal, lucha contra la corrupción, acceso expedito de la ciudadanía al sistema judicial mediante herramientas tecnológicas y fortalecimiento de los mecanismos alternativos para solución de conflictos”.

Se elegirá al fiscal general con base en los méritos y con total independencia del gobierno en turno.

Se propondrá reformar el sistema de elección del Congreso de la República para que los ciudadanos puedan exigir cuentas de forma efectiva y participar en las decisiones que los afectan.

“Impulsaremos la reforma de la Registraduría y el Consejo Nacional Electoral, órganos cooptados por intereses clientelistas, criminales y corruptos”. El gobierno asegura que se garantizará la independencia de estos organismos.

Se reformará RTVC para asegurar su carácter institucional, popular e independiente y así ser la voz de todas las personas.

El nuevo gobierno buscará las condiciones adecuadas de diálogo con el ELN para una negociación eficaz. Para ello, se buscará recoger las lecciones aprendidas del Acuerdo Final de Paz con las FARC.

Se impulsarán procesos de acompañamiento jurídico para acelerar los procesos de restitución de tierras y se construirá una ruta diferenciada de trabajo para la atención y reparación a las víctimas en zonas donde el conflicto armado aún persiste.


¿Qué retos vienen para el nuevo gobierno?

Entre los principales desafíos que tendrá que enfrentar Gustavo Petro, como nuevo presidente de Colombia, será enfrentar los problemas de seguridad, violencia, inflación, desempleo, necesidades de las regiones, relaciones internacionales, entre otros que vive actualmente el país.

La oposición y conciliar con los otros partidos para lograr dirigir la nación también será fundamental.

No podemos dejar atrás el temor y la incertidumbre de algunos ciudadanos frente al inminente cambio, que más allá de una ideología de dejar atrás el modelo tradicional de hacer política en Colombia, espera que realmente se logre cumplir con lo establecido en un plan de gobierno social y no se abra el camino para instalar un nefasto régimen que ha sido el dolor y el hambre para millones de personas en países como Cuba y Venezuela.

Abrir chat