Durante más de 5 días se vienen adelantando protestas en todo el país, con motivo de la presentación de una Reforma Tributaria que, al terminar la noche del sábado 1 de mayo fue desestimada por parte del Gobierno.

No obstante las protestas se siguen desarrollando en todo el país, porque más allá de la cuestionada reforma, la población tiene incuestionables reparos contra la administración Duque.

El origen de la movilización que ha tenido sus puntos de manifestación pública más efervescentes en ciudades capitales como Cali, Bogotá, Medellín, Ibagué, Pereira y Bucaramanga, se dio inicialmente en contra de la presentación de una reforma tributaria que pretendía mediante un incremento impositivo a productos de la canasta básica familiar, alimentos, salarios y servicios públicos, recaudar 25 billones de pesos adicionales para, según la cartera de Hacienda, disponer del dinero que requieren los programas sociales de auxilios para los estratos más bajos, argumento que por sí mismo tenía apariencia altruista pero que a los ojos de la clase media, carecía de todo sentido.

La parte de la protesta que tiene que ver con plata

Las cuentas son más simples de lo que parece. expertos estiman que la corrupción le cuesta a los contribuyentes 50 billones de pesos al año, lo que equivale al 200% de lo que esperaba recaudar el Gobierno con la reforma. Sumado por supuesto al gasto mal ejecutado, entre lo que la ciudadanía manifestada ha resumido en temas como la excesiva creación de posiciones burocráticas de las altas consejerías, la compra de aviones militares por valor de 14 billones de pesos, o los 490.000 millones de presupuesto anual para el ESMAD, que no sería necesario en el evento de un gasto responsable del dinero público.

Por otro lado de tantos, la ciudadanía reclama el desmonte del ESMAD que en esta edición del paro ha cobrado la vida 21 personas y ha generado 940 denuncias de abuso policial. Un solo muerto, ya sería una razón suficiente para repensar una institución que ocupa una partida presupuestal importante y cuyos métodos, amparados en la protección de la propiedad privada, tienen los ojos de los organismos internacionales de protección de derechos humanos, encima. Incluso hay denuncias documentadas de actos de violación a mujeres y amenazas en ese mismo sentido, para las manifestantes que han sido ilegalmente retenidas.

La protesta seguirá el día de hoy 3 de mayo en varios puntos del territorio nacional, ya que son muchos los sectores que están siendo directamente perjudicados por las decisiones del ejecutivo, más allá, mucho más allá, de la ya fracasada reforma tributaria.

 

Abrir chat