• Home
  • Actualidad
  • Consecuencias del derrame de petróleo en Perú se prolongarían a largo plazo

El desastre ecológico ocurrido hace más de una semana en Lima Perú, durante el proceso de descarga de crudo del buque Mare Dorium, de la Refinaría la Pampilla, debido al fuerte oleaje que produjo la erupción volcánica submarina cerca a Tonga, provocó la caída al mar de 6.000 barriles de petróleo afectando varias playas, catalogando este suceso como el peor ocurrido  en los últimos tiempos.

Actualmente continúan las labores de control y limpieza del litoral con las autoridades locales y la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Lima, abrió el pasado lunes una investigación por el presunto delito de contaminación ambiental contra los representantes legales y  funcionarios de la Refinería La Pampilla S.A. y los que resulten responsables por afectar el litoral.

Por su parte la Refinería señaló que ejecuta las labores de remediación del litoral costero y limpieza de playas y que este propósito se dispusieron más de 1.500 metros de barreras de contención cubriendo todas las zonas afectadas.

No obstante, el suceso puso en peligro la flora y fauna en dos áreas naturales protegidas de más de 18.000 kilómetros cuadrados como la Reserva Nacional del Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, Islotes de Pescadores y la Zona Reservada Ancón, además del perjuicio a las familias que viven cerca a las zona afectadas.

Abrir chat