• Home
  • Salud
  • La amenaza de las enfermedades infecciosas emergentes

Bogotá, 10 de junio de 2022

Los últimos cuatro años han evidenciado ciertos imprevistos en materia de seguridad sanitaria en el mundo, las variantes climáticas, las diferencias políticas, el surgimiento de virus y la crisis económica, no parece mejorar.

Solo la pandemia por causa del coronavirus de Wuhan, a la fecha del 20 de mayo de 2022, ha dejado aproximadamente seis millones de muertes, de los cuales 5.218 ocurrieron en China y Estados Unidos encabeza la clasificación al superar el millón de fallecidos, seguido de Brasil con cerca de 665.500.

Por su parte, en Colombia las autoridades sanitarias reportan 139.833 personas fallecidas, por el virus de Covid-19, un tipo de Infección Respiratoria Aguda (IRA), o comúnmente conocida como gripa, que puede tener un desarrollo leve, moderado o grave y suele surgir periódicamente en diferentes áreas del mundo. Este nuevo coronavirus, ha sido catalogado por la Organización Mundial de la Salud como una emergencia en salud pública de interés internacional, puesto que ha tenido presencia en todos los continentes.

Y parece que el panorama tiende a complicarse, puesto que por un lado la pandemia está lejos de terminar, según ha advertido la OMS y nuevas amenazas comienzan a propagarse en estos tiempos.

 

Nuevas enfermedades infecciosas en 2022

Los casos de sarampión fueron notificados en aumento en todo el mundo, con un 79% en los dos primeros meses de 2022, con una tendencia a registrar nuevos brotes entre la población infantil, de acuerdo a informes publicados por UNICEF y la OMS.

La gripe aviar H3N8 es una enfermedad causada por un tipo del virus de la influenza tipo A, que afecta principalmente a las aves y no suele darse entre humanos, sin embargo la Comisión Nacional de Salud de China reportó un caso especial en un niño de cuatro años.

El virus Heartland es considerado como letal, los transmiten las garrapatas estrella solitaria y es originario de Estados Unidos. Desde que se descubrió esta infección se han observado más de 50 casos en 11 estados del país norteamericano, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

La viruela del mono es una rara infección viral “como la viruela pero menos grave, se propaga con el contacto cercano de una persona o animal infectados, o tocando la ropa o las sábanas de una persona con presencia de la erupción; generalmente ocurren en zonas boscosas de África central y occidental, es causada por un virus, el virus de la viruela, y pertenece a una familia de virus que son los ortopoxvirus, se manifiesta con erupción pustulosa (granos llenos de pus) y es una enfermedad sistémica que puede variar desde una forma leve, hasta una enfermedad más grave e incluso la muerte”, aseguró el asesor en Prevención y Control de Enfermedades de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el epidemiólogo Enrique Pérez.

Sus principales síntomas son fiebre y dolor de cabeza, dolores musculares y de espalda, ganglios linfáticos hinchados, escalofríos y agotamiento. Para evitar grandes propagaciones en el mundo, El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, estará en contacto con los países participantes en el comité de Seguridad Sanitaria, para elaborar una evaluación rápida del riesgo que se publicará la próxima semana.

Los países que han confirmado casos de viruela del mono son: Reino Unido (20) casos, Italia (3) casos; Portugal (14) infectados, Bélgica (1) caso, España (7) casos; Francia, Alemania y Suecia anuncian sus primeros casos; Australia (1) caso y Estados Unidos (6) posibles infectados.

Actualmente, es el mayor brote jamás visto en Europa, ha sido detectada en más de 10 países y su tratamiento está basado en la vacuna de la viruela o fármacos antivirales, que pueden ayudar a aliviar los síntomas y brindar una protección del 85%.

 

Cambio climático sería clave en el surgimiento de nuevos virus

Daniel R. Brooks, biólogo del Museo Estatal de la Universidad de Nebraska y expertos internacionales, aseguran que el estudio realizado para examinar cómo más de 3.000 especies de mamíferos podrían migrar y compartir virus en los próximos 50 años si la temperatura del planeta sube dos 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit), reconoce la amenaza que supone el cambio climático en cuanto al incremento del riesgo de enfermedades infecciosas.

Este factor hará que miles de nuevos virus se propaguen entre las especies animales hasta el año 2070, aumentando el riesgo de que nuevas enfermedades infecciosas pasen de animales a humanos.

Las zonas más vulnerables serían África y Asia, donde se ha concentrado en las últimas décadas focos de enfermedades letales, como la gripe, el VIH, el ébola y el coronavirus.

Actuar inmediatamente en contrarrestar el cambio climático se hace prioritario, considerando que sólo entre los mamíferos, los virus se transmitirán más de 4.000 veces.

 

Abrir chat