En el marco de los 10 años de fundación de la Federación Colombiana de Empresas de Localización, Monitoreo y Tecnologías de la Información (FEDETEC), su presidente, Roberto Castro, revela una transformación notable en el panorama tecnológico colombiano.

En sus palabras, describe cómo el sector ha evolucionado desde tener solo unas pocas empresas hasta contar con cientos, reflejando una atomización significativa. Este cambio no solo es cuantitativo, sino que también marca un cambio cualitativo en la industria, donde las nuevas tecnologías y enfoques están redefiniendo constantemente el campo de la localización y el monitoreo.
Desde los inicios de FEDETEC, ha desempeñado un papel clave, primero como empresario y luego como representante de la federación. Su formación posterior en gestión empresarial, con un enfoque en cadena logística, le ha permitido comprender aún más la complejidad y el potencial del campo en el que trabaja.
Lo más notable es el compromiso exclusivo de Castro con el sector, evidenciado por su disposición a despojarse de la identidad de su propia empresa en aras de los objetivos más amplios de FEDETEC. Su visión trasciende las rivalidades comerciales convencionales, abogando por la cooperación y la colaboración entre las empresas del sector. Destaca la importancia de la amistad y la solidaridad empresarial, reconociendo que juntos pueden lograr mucho más que compitiendo entre sí.
El énfasis en la cooperación sobre la competencia refleja una mentalidad progresista y una comprensión profunda de cómo el éxito de una empresa puede contribuir al crecimiento colectivo de toda la industria. Además, Castro mira hacia el futuro, contemplando la internacionalización de los servicios como un paso natural para el desarrollo del sector.
En entrevista con la Revista Mi Nación, ofrece una visión de su liderazgo visionario y su compromiso con el avance y la cohesión del sector tecnológico en Colombia. Su historia refleja no solo el crecimiento del campo de la tecnología y la información, sino también la evolución de la mentalidad empresarial hacia una mayor colaboración y solidaridad.
Revista Mi Nación: ¿Qué importancia tiene FEDETEC dentro del gremio de la tecnología y la geolocalización en el país?
Roberto Castro: FEDETEC, acrónimo de la Federación Colombiana de Empresas de Localización, Monitoreo y Tecnologías de la Información, constituye la voz unificada de las empresas y profesionales dedicados a la tecnología y la geolocalización. Esta federación es un componente vital de la cadena de suministro a nivel global, representando una amplia gama de actores en el sector.

RMN: En el marco de la celebración de los 10 años de la Federación, ¿qué avances han tenido en su reconocimiento como gremio en el ámbito público y privado?
RC: Durante la última década, hemos sido testigos de un desarrollo significativo en la Federación. En los albores de esta evolución, cuando se comenzaron a implementar normas y decretos relacionados con la geolocalización en Colombia, las empresas del sector operaban de manera independiente, sin una voz unificada que las representara. Sin embargo, la promulgación de la ley de maquinaria amarilla brindó la oportunidad de unir fuerzas y comprender la necesidad imperante de una representación gremial.
En estos diez años, logramos no solo visibilizar un sector que antes pasaba desapercibido, sino también reconocer el crecimiento exponencial de la tecnología en Colombia. Nos dimos cuenta de que existía un sector que llevaba años trabajando en el ámbito de la geolocalización y que era vital darle la debida atención. Este proceso de visibilización no solo se reflejó en la esfera pública y privada, sino que también nos permitió interactuar directamente con las autoridades pertinentes, como la Dirección de Tránsito y Transporte en Colombia, a través de la Red Tecnológica de Seguridad en el Transporte y los Centros de Seguridad Empresarial de la DIJIN. Además, establecimos vínculos colaborativos con otras asociaciones, como la ANDI y Colfecar, reconociendo nuestro papel esencial dentro de la cadena de suministro nacional.
Consolidamos la posición de la Federación ante nuestro organismo rector, el Ministerio de las Telecomunicaciones, abogando por ajustes necesarios en la regulación, especialmente en aspectos relacionados con la financiación y el control. Además, hemos colaborado estrechamente con la Comisión de Regulación de Comunicaciones para evitar el ingreso masivo de equipos sin control de acceso, trabajando de la mano con organismos estatales.
En cuanto a nuestra interacción con el sector público y privado, establecimos vínculos con toda la industria, no solo en el ámbito de la seguridad, sino también en lo que respecta a la cadena de servicios, transporte y logística. Reconocemos que una de las mayores preocupaciones del sector es el hurto de vehículos y mercancías, por lo que las empresas afiliadas a FEDETEC desempeñan un papel crucial en términos de seguridad.
Por esta razón, somos invitados permanentes a reuniones clave en la Dirección de Tránsito y Transporte. La tecnología que representamos desempeña un papel fundamental en la recuperación de vehículos y mercancías robadas. Recientemente, estamos trabajando en una integración con la Dirección de Tránsito para visibilizar todas las alarmas de vehículos utilizados en el país en su plataforma, lo que permitirá el acompañamieto más eficiente en materia de seguridad.
Trabajamos estrecha colaboración con los gremios de transporte para implementar integraciones de plataformas de monitoreo en Colombia, lo que permite una gestión más eficiente de la logística. Ante la creciente delincuencia en áreas de difícil acceso para las autoridades, nuestras herramientas tecnológicas ofrecen soluciones valiosas. Por ejemplo, mediante la programación logística de envíos en forma de caravanas, con una visualización continua de los estados de los vehículos, se pueden construir frentes de seguridad más efectivos, respaldados por la DIJIN, lo que facilita la recuperación de vehículos de manera más eficiente.
Además, FEDETEC se ha convertido en un sello de calidad, reflejado en que todas las propuestas comerciales de nuestros asociados llevan nuestro logo. Durante estos 10 años, ampliamos nuestra membresía no solo a empresas de tecnología, sino también a empresas de logística. Ahora contamos con la participación de numerosas empresas del sector de transporte y logística, no solo por la tecnología que ofrecemos, sino también por la valiosa información que proporcionamos en términos de logística y seguridad.
También, fortalecimos el tema de la innovación y el desarrollo, contando con una pasarela de integración de plataformas PIPA, donde converge toda la información del sector. Buscamos contribuir a la seguridad nacional y apoyar a los sectores de logística y transporte mediante herramientas que puedan servir como políticas públicas. Por ejemplo, hemos trabajado en la creación de mapas de calor en áreas de alta congestión vehicular, similar a un Waze, pero enfocado en la carga. Esto se ha llevado a cabo en colaboración con el Ministerio de Transporte a través del Registro Nacional de Carga, donde las empresas de localización desempeñan un papel crucial al registrar los transportes a nivel nacional y cotejarlos con la información del GPS. En resumen, hemos logrado avanzar significativamente en la interacción con diferentes sectores durante estos diez años.

RMN: ¿Qué desafíos enfrenta el gremio del transporte en Colombia y qué propone para mejorar la situación actual?
RC: La preocupación por la contaminación generada por los gases de efecto invernadero provenientes del transporte, principalmente por el consumo de combustibles fósiles, ha impulsado la búsqueda de alternativas más limpias y sostenibles en términos medioambientales. El desarrollo de vehículos eléctricos, de hidrógeno y híbridos representa un desafío significativo tanto para los fabricantes como para las empresas de tecnología. En este contexto, la medición de la huella de carbono y el impacto ambiental de cada tipo de vehículo se vuelve crucial. A través de nuestras herramientas tecnológicas, podemos evaluar el impacto ambiental de los vehículos en función del tiempo de funcionamiento y del tipo de combustible utilizado.
El surgimiento de nuevas tecnologías y el uso alternativo de medios de transporte, como bicicletas y motocicletas eléctricas, plantean desafíos importantes para las empresas en términos de suministrar información útil tanto para los usuarios como para las autoridades y los gobiernos, especialmente en materia de seguridad vial.
En relación con la legalidad de las multas de tráfico, el uso de dispositivos de GPS puede ser una herramienta valiosa para validar la velocidad y resolver disputas entre usuarios y autoridades. Esto se asemeja al proceso establecido para la Maquinaria Amarilla, donde la información registrada es inmodificable y sirve como evidencia en caso de disputas.
A lo largo de los años, hemos trabajado en colaboración con las autoridades en diversos temas, como la legislación anti-jammer, con el objetivo de regular el uso ilegal de dispositivos jammer, similares al porte ilegal de armas. Aunque hemos avanzado en este aspecto, aún queda mucho por hacer para llegar a acuerdos y regulaciones efectivas, como lo logrado en México, a través de la ANERPV.
Nuestro objetivo es crear un ecosistema en el que las autoridades, los gremios y FEDETEC puedan interactuar y colaborar en la construcción de herramientas útiles para todos en términos de seguridad y sostenibilidad. A pesar de los avances logrados en los últimos años, reconocemos que aún hay desafíos por delante, y estamos comprometidos a seguir trabajando en la búsqueda de soluciones efectivas y colaborativas.